Welcome/Bienvenido/Benvingut
Welcome/Bienvenido/Benvingut
El rincón literario: Admiración a un poeta, que conocemos por "El cabrero"

Dice en una canción, un gran poeta del pueblo,
que canta siempre con el corazón,
y en su garganta las cuerdas son sentimiento.

Aclama siempre por su boca, injusticias de fariseos,
y salen de ella el llanto y los suspiros del llano pueblo,
que por un pedazo de pan, se deja en ello el pellejo.

Olivas de los olivares, cuando caigáis por la vara al suelo,
no olvidéis que en vuestra caída, va el sudor del bracero,
aunque sea solo el dueño, el que se enriquezca por ello.

Recolectores de las cepas, manchados de uva el cuerpo,
cuando estéis pisando los granos, y chorree el líquido negro,
ya sabéis por la realidad, que para el rico será el añejo.

Sembraores de granos de oro, que en la tierra esparcís con esmero,
con los que se molerá la harina, y amasareis el pan de alimento,
con pena saciareis vuestra hambre, mientras otros llenarán los graneros.

Pastores de dehesas y montes, de cabras y ovejas con perros,
no solo teméis a los lobos, a esos que buscan su alimento,
sino a los que se sientan en despachos, disfrazados de corderos.

Como decía, dice este gran poeta, que conocemos por “El Cabrero”:
“Cuando uno tiene algo que decir, no se debe de callar, porque callar es morir”
Y es de justicia añadir, “porque si callo me muero”

Murcia, 6-7-2010


Mª Ángeles Nicolás Guardiola (mariaangeles@arkade.es)
Enviado el 7 de julio del 2010


Relatos de Mª Ángeles Nicolás Guardiola:





 
www.polseguera.com - © Polseguera. Todos los derechos reservados

info@polseguera.com